¿Por qué se celebra San Valentín?

Blog header

Febrero solo significa una cosa: el Día de San Valentín está llegando. Puede que no sea la fiesta favorita de todos ni la más popular, pero danos la oportunidad de celebrar algo y nos subiremos a bordo.

Aunque durante décadas el Día de San Valentín se ha asociado con las parejas, en esta ocasión queremos celebrar todo tipo de amores y relaciones. Amistad, parejas y, en nuestro caso, la relación del día a día que tenemos con nuestros tan queridos clientes. La verdad es que ponemos mucho amor en HookSounds, por lo que queremos difundirlo con un descuento especial del 15% en las suscripciones. ¡Use el código LOVE al finalizar la compra y únete a la familia!

A estas alturas, la mayoría de la gente puede estar familiarizada con el Día de San Valentín. Puede que sepas que se celebra el 14 de febrero, pero ¿sabes de dónde se originó? Puede que te sorprenda saber que los antiguos romanos ya celebraban este día, bueno, en cierto modo.

¿De dónde viene el Día de San Valentín?

La fiesta tiene su origen en una fiesta romana llamada Lupercalia, que se celebraba a mediados de febrero. Este festival era una celebración de la llegada de la primavera y una cosa que sabemos con certeza es que los romanos sabían cómo hacer una fiesta. Incluso si solamente estaba celebrando una nueva estación, el festival incluía ritos de fertilidad y el emparejamiento de mujeres con hombres por lotería. Impactante, pero de nuevo, los romanos eran muy extravagantes cuando se trataba de fiestas.

A finales del siglo V, el Papa Gelasio I quiso poner un poco de orden y reemplazar Lupercalia con el Día de San Valentín. Pero no fue hasta el siglo XIV que llegó a celebrarse como un día de romance.

Ahora quizas te preguntes, ¿quién es el San Valentín original? Hay muchas leyendas sobre quién era en realidad. Algunos dicen que el día pudo haber tomado su nombre de un sacerdote que fue martirizado. Según la leyenda, el sacerdote firmó una carta “de tu Valentín” a la hija de su carcelero, con quien se había hecho amigo y aparentemente sanó de la ceguera. Las telenovelas solo aspirarían a ser así de dramáticas.

Otros dicen que fue San Valentín de Terni, un obispo, aunque es posible que los dos santos fueran en realidad la misma persona. Otra leyenda común dice que San Valentín desafió las órdenes del emperador y se casó en secreto para salvar a los maridos de la guerra.

Ahora, vayamos al otro gran protagonista del Día de San Valentín: Cupido, también conocido como ese pequeño hombre que vemos tan a menudo en las tarjetas de San Valentín sosteniendo una flecha. De nuevo, remontémonos a los romanos, ya que Cupido era el dios del amor. Según la historia romana, Cupido tiene alas porque los amantes son frívolos y es probable que cambien de opinión, y con rasgos de niño porque el amor es irracional. Sus símbolos son la flecha y la antorcha porque el amor puede herir pero también inflama el corazón.

¿Por qué se celebra San Valentín?

Dejando a un lado la historia, hay quienes afirman que el Día de San Valentín fue creado por Hallmark, la empresa estadounidense dedicada a la creación de tarjetas de felicitación. Lo que pasa es que el Día de San Valentín es hoy en día una de las fiestas más celebradas y, como con cualquier otra, hay todo un negocio a su alrededor.

Las tarjetas impresas comercialmente se remontan a finales del siglo XVIII y las primeras tarjetas comerciales de San Valentín en los Estados Unidos se imprimieron a mediados del siglo XIX. Hoy en día, podemos verlos en todas partes tan pronto como comience febrero. Las flores, los chocolates y los objetos en forma de corazón también son enormes durante este período. Pero incluso cuando las tarjetas y los mensajes no reflejan nuestros sentimientos, hay música para salvarnos.

Por supuesto, las canciones románticas existen más allá de esta festividad, pero eso es lo mejor del amor, no es necesario celebrarlo solo una vez al año. Pero al igual que sucede con la música navideña, es cerca del 14 de febrero cuando de repente parece que el amor está por todas partes. “Unchained Melody”, “When a man loves a woman” y “Can’t Help Falling in Love” son algunas de las mejores canciones de San Valentín de todos los tiempos. Y, por supuesto, no podemos hablar del Día de San Valentín sin mencionar algunas reinas del romance como Whitney Houston y Celine Dion.

Si estás buscando música instrumental romántica, no te pierdas nuestra selección de música libre de regalías que te hará ver corazones por todas partes. Entre nuestras canciones, encontrarás de todo, desde música suave y romántica hasta música de piano emocional y relajante. ¡Solo navega y escucha!