El Poder de la Música

Blog header

Hace unos días, recibimos un correo electrónico de una persona muy emocionada que estaba ansiosa por compartir su experiencia con nosotros. A menudo recibimos muchos comentarios, pero sentímos que este mensaje específico se destacó del resto. Literalmente nos hizo sentir bendecidos e inmediatamente lo compartimos con todo el equipo, y luego decidimos que había que compartir con el mundo el tipo de sentimiento que evocaba este correo electrónico.

Somos una emprendedores y es un desafío constante tratar de averiguar el siguiente gran paso a dar. Trabajamos con un presupuesto limitado y un pequeño equipo de 10 personas, por lo tanto, tenemos que entender qué es lo mejor que podemos hacer por nuestros clientes. Si ponemos todos nuestros esfuerzos en mejorar el sitio web (velocidad, interfaz de usuario, flujo de trabajo de publicación) tendremos que retrasar la actualización del servidor. Si queremos sumar más personal de soporte, tenemos que despedirnos de esa loca estrategia de marketing que teníamos en mente. En última instancia, vendemos música y nuestro compromiso proviene del hecho de que la mitad de nuestros miembros fundadores son músicos (incluyéndome a mí). Como resultado de esto, decidimos desde el principio que nuestros estándares curatoriales serán la base de nuestro compromiso con la integridad y los más altos estándares de la industria. Esta es nuestra prioridad y tratamos de cumplirla. Hemos hecho crecer nuestro negocio para servir a cientos de miles de clientes y lo hicimos sin financiación externa. Realmente no esperábamos crecer tan rápido, pero seguro que es emocionante.

A veces es difícil definirnos como una empresa de tecnología. Con esto, quiero decir que casi todas las empresas tienen intrínsecamente la tecnología en su núcleo. Incluso los bancos están transformando sus modelos de negocio y parecen ser más empresas de tecnología que instituciones financieras. Sin embargo, estamos en el espacio del arte y algunas personas tienden a difundir el concepto de que “no hay mal arte, ni buen arte, es cuestión de gustos”. Entiendo que “queremos liberarnos” o “queremos tener el don de elegir”, pero de alguna manera, como le gusta decir a un amigo mío, “todos tenemos una idea clara de cuándo algo huele bien o no”. En mi punto de vista, el mismo concepto se aplica a nuestros otros cuatro sentidos. Vivimos en un mundo gobernado por números. Siempre parece que cuanto más tengas, mejor. A pesar de esto, vamos contra la corriente al aceptar solo alrededor del 5% de todas las solicitudes que recibimos. Solo trabajamos con los músicos más talentosos y escuchamos cada pista que se lanza. También componemos música internamente y hacemos todo lo posible para producir las mejores pistas posibles. La música tiene que tener un impacto profundo, y dado que nuestros clientes usan nuestra música para su contenido, nuestra misión es asegurar que puedan confiar en nuestra música no solo para mejorar sus proyectos, sino para hacer ese video, podcast o película. Notable. Nuestro objetivo es ayudar a nuestros clientes a diferenciarse y hacer que alcancen un nivel de producción inimaginable, no solo ofrecerles un montón de melodías de fondo genéricas. Por eso también decidimos escribir nuestra propia música, que creamos desde cero.

Una de las preguntas más frecuentes que nos hacen durante presentaciones es “¿cuántas pistas tienes?” en lugar de “¿es buena tu música?” o “¿puedo escuchar?”. Siempre he sido escéptico sobre la aplicación de estadísticas en contenido artístico. Las calificaciones, los seguidores, los me gusta son solo algunos factores en la naturaleza compleja de las obras de arte que básicamente dicen “está bien, a mucha gente le gusta esto”. Sin embargo, necesitas activar y desarrollar tus sentidos no analíticos hasta el punto en que puedas percibir realmente la belleza para poder saber qué es lo “suficientemente bueno” y qué es “asombroso”. La música, como cualquier otro arte, puede llegar a una parte de nosotros que es sagrada y nunca debe ser corrompida o ignorada. Tiene el poder de tocar profundamente nuestras almas, inspirar, provocar y crear una atracción. Los artistas musicales tienen una inmensa responsabilidad ya que la experiencia de estar expuestos a una obra de arte nunca nos deja como antes. Cuando se usa con prudencia, también puede ofrecer alivio al reducir los síntomas del autismo, las afecciones degenerativas del cerebro como la demencia y las enfermedades de alzheimer e incluso afecciones mentales como la depresión. Ese es el poder de la música.

Es por eso que nos enorgullece recibir estos mensajes de apoyo. Este chico estaba realmente conmovido y podemos decir que nos sentimos honrados de habernos comunicado usando el lenguaje de la música. Entonces, cuando la gente nos pregunta “¿por qué HookSounds? ¿En qué se diferencia?”. Bueno, siempre tratamos de expresarlo con palabras, pero en última instancia, nos gusta decir que solo puedes encontrar el ‘por qué’ escuchando, solo escuchando, esa es la razón.