Podcast o video: ¿qué es mejor para ti?

Blog header

Podcast o YouTube, esa es la cuestión. Y la respuesta es: depende de muchos factores, desde el tipo de contenido que deseas crear hasta la audiencia a la que deseas llegar. Ambas plataformas tienen sus pros y sus contras, ninguna es mejor que la otra, por lo que solo es cuestión de encontrar la adecuada para ti.

No es ninguna novedad que YouTube es uno de los sitios más visitados del mundo y el segundo motor de búsqueda más utilizado (Google ocupa el primer lugar, por supuesto). YouTube tiene 2 mil millones de usuarios registrados al mes y el 73% de los adultos en los EE. UU. Lo usan, lo que significa que, básicamente, probablemente sea difícil encontrar una persona que nunca haya visto al menos un video en YouTube. Los números son sin duda impresionantes y hay incluso más ventajas: comenzar con SEO, ya que publicar videos de alta calidad en YouTube y aumentar la audiencia puede ayudarlo a obtener mejores resultados en Google; después de todo, Google es propietario de YouTube.

Si te diriges a los millennials o quieres crear contenido que sea altamente visual, YouTube es el lugar donde obtendrás seguidores. La única desventaja real de YouTube es el esfuerzo que implica producir videos y editarlos, así como la consistencia, factor clave para tener un canal exitoso. No olvides que YouTube es una red social, por lo que la interacción con tus seguidores será clave, más aún a medida que aumente tu número de suscriptores. Responder comentarios, entregar contenido nuevo con regularidad y aprovechar todas las posibilidades que ofrece YouTube te ayudará a crear una comunidad de fans.

Por muy bueno que sea YouTube, los podcasts están teniendo un impacto rápido, especialmente desde 2019, cuando la cantidad de oyentes de podcasts en los EE. UU. Aumentó del 44% al 51% y no parece que estén disminuyendo en el corto plazo. Lo bueno es que la audiencia de podcasts tiende a estar muy comprometida con este tipo de contenido, y una vez que les gusta un programa, es más probable que lo sintonicen todas las semanas. De hecho, el 80% de los oyentes de podcasts generalmente terminan o escuchan principalmente un episodio completo, principalmente porque escuchar un podcast te permite realizar múltiples tareas, mientras que ver un video requiere más atención.

Otra cosa sobre los podcasts es que, a diferencia de los videos, no existe una plataforma principal para publicarlos. Spotify, Itunes y muchos más ofrecen la oportunidad de llegar a audiencias diversas en todo el mundo. Incluso YouTube se está sumando y hoy en día hay muchos podcasts en forma de videos sin imágenes. La investigación es clave aquí, ya que cada plataforma tiene su propio nicho, por lo que, dependiendo de tu temática, querrás encontrar el lugar adecuado para publicarlo. Si lo tuyo es el podcasting, entonces lee nuestros consejos sobre cómo crear un podcast exitoso para comenzar.

Ambos requieren algunas habilidades técnicas y tener el equipo adecuado, teniendo en cuenta que cuanto mejor sea el equipo que use (cámaras, micrófonos, software de edición e incluso iluminación), el resultado será más profesional. Por supuesto, el podcasting requiere menos herramientas, ya que básicamente solo necesitas un micrófono, algo para grabar (podría ser incluso tu teléfono) y un programa de edición, mientras que los estándares estéticos en YouTube son definitivamente altos, lo que significa que debes invertir más tiempo y esfuerzos en la creación de un producto final de alta calidad.

Otra cosa que ambos tipos de contenido tienen en común es su necesidad de música libre sin regalías. El uso de música con derechos de autor en un programa o videos puede ser riesgoso, ya que Spotify, iTunes o YouTube podrían penalizarte al ser desmonetizado o expulsado. Como imaginamos que a ningún creador le gustaría eso, encontrar la música adecuada para tus creaciones es imprescindible, ya que ningún episodio de video o podcast está completo sin música sin regalías. Afortunadamente en HookSounds encontrarás muchos 🙂