Cómo hacer películas si eres principiante

Blog header

Si alguna vez te has preguntado cómo hacer una película, estás en el lugar correcto. Aunque no aprenderás técnicas cinematográficas con solo leer este artículo, podemos darte algunos consejos para que te sumerjas en el asombroso arte de hacer películas.

No cabe dudas de que las películas pueden transportarnos a una realidad diferente y sumergirnos en un mundo creado por un equipo de cineastas. Es por eso que crear cualquier tipo de contenido visual, ya sea un video de 5 minutos o una película de 2 horas, requiere mucho trabajo y preparación.

Pre-producción para principiantes 

Antes de encender la cámara, tendrás que planificar un poco. Puede llevar un poco más de tiempo, pero definitivamente te ayudará en el futuro.

En primer lugar, necesitarás una idea. Suena fácil, pero con tantas cosas para filmar, reducir todo a un solo tema puede llevar un tiempo. Piensa en la idea como la columna vertebral de su película. De ella saldrá todo lo demás para hacer funcionar la película.

Aquí tienes otro consejo: piensa en el final antes que en el principio. Esta es una táctica que hacen muchos guionistas, porque una vez que conoces el resultado final, será más fácil rastrear la historia.

Conocer el formato y el destino final del video también es muy importante para tomar muchas otras decisiones. Definitivamente deberías decidir esto antes de comenzar a crear tu película. Por ejemplo, hacer un cortometraje es muy diferente de crear un video para YouTube y, por supuesto, incluso más diferente que hacer una película de 2 horas de duración.

Lo mismo ocurre con el formato: no es lo mismo crear una pieza que se mostrará en una pantalla grande con ciertos requisitos visuales y de audio, que hacer un video para publicar en línea. Esto puede afectar la resolución en la que grabas y, luego, editas.

Siempre debes editar su video en el tamaño en el que desea producirlo. Incluso si mientras grabas tiene más flexibilidad que cuando editas, deben ser más grandes o del mismo tamaño que la salida de video final. Esto te ahorrará muchos dolores de cabeza en el futuro.

1. Crea un plan

Una vez que tengas una idea, debes escribir un guión. Siempre que estés escribiendo su guión, ten en cuenta tu objetivo: cuál será el final. Escribe algún tipo de mapa con las principales acciones y situaciones que te llevarán al final deseado.

Otro recurso que utilizan los cineastas es el guión gráfico. Esta es una representación visual, a menudo ilustrada, del guión. Con él, comenzarás a planificar otras cosas además de la historia real, como tomas, escenas y más.

Tener un guión y un guión gráfico no significa que tengas que ceñirte estrictamente a ellos. Aún tendrás tiempo para improvisar mientras ves cómo tu historia cobra vida, pero con esta planificación sería más fácil ajustar los detalles durante el proceso.

2. Encuentra locaciones y talento

Una película no es nada sin sus actores. Solo piensa en cualquier película que hayas visto alguna vez, lo más probable es que recuerdes al menos a una persona actuando en ella. Estas son las personas que darán vida a tu historia, por lo que debes encontrar las adecuadas.

Gracias a Internet, hoy en día es más fácil realizar castings online. Puedes crear un anuncio pidiendo actores y conocerlos a través de una videollamada. O incluso puede ponerte en contacto con escuelas de teatro, ya que hay muchos aspirantes a actores que buscan participar en proyectos.

También tendrás que planificar de antemano dónde vas a filmar. ¿Va a ser en un estudio o filmarás en exteriores? Si es así, ¿estará en un lugar o en varios? Estas son todas las cosas en las que tendrás que pensar y decidir antes de disparar. Encontrar el lugar adecuado para filmar es fundamental para la producción.

3. Organiza tu equipo

Parte de la preproducción es asegurarse de antemano de tener todo el equipo que necesitas para filmar. Ten preparada una lista de todas las cosas que necesitas antes de comenzar a crear tu video. Prueba tus cámaras, micrófonos, trípodes y más para evitar sorpresas más adelante.

Producción para principiantes

Antes de comenzar, verifica que tu cámara esté lista. Asegúrate de que la batería esté completamente cargada, la lente esté limpia y haya suficiente memoria libre. Suena como algo básico, pero te sorprenderá cuántas veces les han sucedido cosas como esta incluso a los cineastas más profesionales.

Una vez que presionas el botón de grabación, hay aún más cosas que debe tener en cuenta:

1. Usa un trípide

Intenta grabar con un trípode, a menos que desees darle intencionalmente a la escena una sensación de desestabilización (un recurso que utilizan muchos cineastas).

2. Aporta dinamismo a tus escenas

Haz tantas variaciones de escenas, ángulos y perspectivas como puedas. Esto es importante no solo para darle dinamismo a tu historia sino que también te ayudará mucho a la hora de editar. Tener todo el material que pueda facilitará las cosas a la hora de editar.

3. Evita el zoom

Evita el uso del zoom y déjalo para la posproducción. Intenta filmar con la mejor calidad posible para que luego puedas organizar las cosas mientras editas. Si, por ejemplo, deseas tomar un primer plano, acércate lo más que puedas al actor u objeto, en lugar de hacer zoom.

4. Presta atención a las luces

Por más magia que puedas hacer en la postproducción, intenta siempre arreglar las cosas mientras filmas. Tal es el caso de la iluminación. Aunque mientras editas puedes alterar colores, contrastes y más, si no tienes una buena iluminación para empezar, el resultado final no será bueno.

5. Verifica el sonido

Incluso más importante que comprobar la iluminación, es asegurarse de que el sonido sea perfecto. Esto es aún más difícil de solucionar en la posproducción, así que pruébalo antes, durante y después de filmar una escena. Asegúrate de leer nuestro artículo sobre sonidos diegéticos para ver cuáles debe grabar mientras hace la escena y cuáles debes agregar más adelante.

6. Filma manualmente

Las cámaras modernas tienen muchas funciones automáticas, pero nada mejor que hacer las cosas manualmente. Verifica y configura la exposición y enfoca tu mismo para evitar inconvenientes durante la grabación.

7. Mantén la toma

Graba siempre unos segundos extra antes y después de una escena. Es importante tener esos segundos adicionales para ayudarte a editar después y evitar, por ejemplo, cortar un diálogo. En general, debes filmar diez segundos adicionales para una toma sin acción, o cinco segundos antes y después de cualquier acción o discurso.

Pos-production para principiantes

La buena noticia es que esta es la parte que puedes dejar para los profesionales. La edición de películas es un arte en sí mismo y puede llevar muchos días, incluso meses en el caso de las películas, tener el producto final listo.

Algunas cosas a tener en cuenta al editar:

1. Ten paciencia

Como dijimos, editar lleva tiempo y hay que estar muy orientado a los detalles. Entonces, si vas a hacerlo tú mismo, tómate una gran taza de café y tómate unos descansos para despejar tu mente durante el proceso. Si quieres saber cómo editar un video si no eres un editor de video, aquí tienes algunos consejos.

2. Elige un programa

Utiliza un programa de edición con el que te sientas cómodo y confiado. Será tu herramienta principal en esta parte del proceso, así que elije sabiamente.

Una búsqueda rápida en Internet te mostrará varias opciones. Prueba varios editores antes de decidir cuál es mejor para sus necesidades.

3. Quedate con lo bueno

Una vez que tengas todo el material al frente, te darás cuenta de que tendrás que eliminar la mayor parte. Pero recuerda, es mejor tener menos tomas buenas que muchas malas. Por escena, debes elegir una o dos tomas, para terminar con las mejores partes de cada una. Recuerda incluir tantas variaciones de ángulos y perspectivas como puedas para que tu historia sea más dinámica.

4. Detalles finales

Una vez que hayas decidido una línea de tiempo y hayas organizado su historia, llegarás a los detalles. Mueve las cosas, corta, pega y más. Aquí puedes hacer cualquier corrección de color, ajustar el audio y, lo más importante, agregar música y efectos de sonido.

5. Elige la música correcta

La música es una parte importante de cualquier tipo de película, así que elíjala bien. Ten en cuenta que no importa dónde lo vayas a publicar, debes tener los derechos de autor (una pista original hecha para tu producción de la que posee los derechos) o tener música sin regalías. Afortunadamente podemos ayudarte con el último, así que si estás buscando música de fondo para un video o una película, echa un vistazo a nuestra biblioteca.